La Historia del Fútbol. 1883 EL Blackburn Olympic, el equipo que revolucionó con su táctica

Antes de la época de los “profesores pagados”, hubo un acontecimiento señaladisimo: el equipo del Blackburn Olympic, integrado por obreros, ganó la copa de la Asociación de Futbol, y vale la pena tener en cuenta cómo la ganaron, porque entonces empezó una nueva era de este deporte.

Puedes leer aquí: La Historia del Fútbol. 1885 la era Profesional.

Jackie Hunter, capitán del Olympic, y uno de los mejores medios de todos los tiempos, desarrolló un estilo de juego en el que se mezclaba la gambeta y el pase corto, que hasta entonces había sido las tácticas aceptadas, con el pase largo de un ala a la otra.

El Olympic llegó a la perfección en tal estilo, y lo practicó tan bien, que le fué fácil llegar a los partidos finales del campeonato y vencer a un equipo de ex alumnos de Eton, con gran ventaja.

En los últimos años del siglo pasado y en los primeros del presente — hasta el principio de la primera guerra mundial en 1914—, los equipos de la Liga de Futbol mantuvieron el estilo del Blackburn Olympic. Desde luego, lo mejoraron poco a poco, y algunos equipos clásicos, como el Ashton Villa, el New Castle United, el Sunderland y el Everton, en los primeros años de este siglo, mostraron destreza, capacidad de combinación y armonía que habrian envidiado los equipos de otros tiempos.

Poco antes de la primera guerra mundial, las tácticas defensivas de entonces amenazaban con poner fin a la espectacularidad del deporte. Empleadas primeramente por dos jugadores del Notts County, llamados Morley y Montgomery, y llevadas después a la perfección por Billy McCracken — el internacionalista irlandés que jugaba de defensa en el equipo de New Castle — y quienes tendian a preparar la trampa del off-side, y parecia que iban a reducir el juego a una serie de penalties y golpes francos, en vez del entrenamiento apasionador que habia sido.

El truco resultaba sencillo. Un defensa daba unos cuantos pasos hacia adelante cuando el equipo contrario concentraba su ataque sobre el arco, y al momento se oía el pito del árbitro anunciando un off-side. Cuanto más listo era un jugador, más a menudo caía en la trampa, porque pensaba una jugada de antemano, tomaba posición cerca de la línea de defensa, y era puesto off-side por alguno del otro lado del campo.

Pero la Asociación de Futbol estuvo alerta, y en 1925 cambió la regla del off-side. Antes de aquel año, un jugador estaba en su terreno cuando tenía tres contrarios entre él y el arco en el momento decisivo del juego. En 1925, el número fué reducido a dos. Los equipos fueron obligados a crear una nueva táctica, la llamada del “tercer defensa”, por virtud de la cual el medio centro hace un juego más ligado a la defensa que al ataque; en lugar de avanzar con los delanteros, la nueva medida le obligó a retraerse y a quedarse en la defensa, en espera de que el arco de su campo fuese atacado y con los dos defensas formó a través del campo una formidable barrera.

Pero como ocurre a menudo, los delanteros inventaron un nuevo método para superar tal inconveniente. Los jugadores del Arsenal fueron los primeros en adoptarlo, y les dió tan buenos resultados que, gracias a él, ganaron la copa de la Asociación de Futbol dos veces, y cinco el campeonato de la Liga, en el breve tiempo de diez años. Su método consistía en mantener cuatro delanteros en línea y colocar el quinto en medio del campo, con la misión especial de recibir los pases de los compañeros, instigar todos los ataques y actuar de enlace entre el grupo defensivo y el atacante, los dos del mismo equipo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *