Winston Coe. El arquero manco

Esta es la magnífica historia del primer arquero manco que tuvo el fútbol mundial.

En el 1900 el fútbol en Latinoamérica comienza a escribir su magnífica historia. Eran años en los sobresalían los clubes amateurs con acento británico, fundados por los inmigrantes que llegaban a estas tierras con intenciones de “hacerse la América”.

En Argentina por su parte, Alumni Athletic Club, el gran equipo criollo, arrasa con todo durante la primera década del siglo XX.

Puedes leer aquí: Nace Alumni, la génesis del fútbol argentino.

Esta historia se centra en 1906 cuando Barracas Athletic, otro equipo argentino, tenía entre sus filas al mejor arquero de la época, José Buraca Laforia.

Su gran desempeño bajo los 3 palos hizo que Alumni rápidamente pusiera los ojos en él, y fue así como Laforia se marchó dejando libre el puesto de arquero en su anterior equipo.

Puedes leer aquí: José María Buruca Laforia, El primer arquero argentino.

El gran problema en Barracas ya que no tenía otro arquero, y no era tan fácil encontrar uno en esos tiempos como lo es ahora.

Cada jugador de este equipo se probó en el puesto de arquero. Sin éxito llego el turno del lateral derecho y uno de los socios fundadores del club. Un irlandés llamado Winston Coe, que se ofreció para atajar aun teniendo una peculiaridad para este puesto: le faltaba el brazo izquierdo.

“Si quieren les doy una mano, dos ya saben que no puedo”, dijo. Y así se preparó para el encuentro ante Estudiantes de Buenos Aires.

Cuando ingresaron los dos equipos a la cancha, se comenzaron a escuchar murmullos y ovaciones por lo que estaban viendo. Si bien esa tarde Barracas perdió 2 a 1, la gran figura del encuentro fue Winston Coe, quien a pesar de la adversidad se destacó y evitó una derrota más abultada.

“Muchísimos shots atajó el manco Coe, por lo cual se hizo célebre, pues no es poca virtud desempeñar este puesto en que precisamente se hace uso de las manos, cuando no se posee una. Su modo de parar la pelota, la seguridad y la confianza con la que procede son dignas de elogio”, publicó el diario La Prensa, al día siguiente.

Fue un acontecimiento sin precedentes y jamás visto en nuestro país aún hasta el día de hoy. Y ese partido no fue el único, el irlandés se quedó con el puesto. Todos estaban conformes con su desempeño.

Sin embargo, en los siguientes dos partidos no le fue tan bien como en su debut de arquero. Fueron dos duras derrotas: 11-0 contra Reformer y 5-0 frente a Alumni.

Finalmente, luego de ello Coe decidió no atajó más, a pesar de las dificultades que la vida le puso en el camino, defendió con orgullo y corazón el arco de su querido Barracas Athletic,  convirtió en un ejemplo de superación y una gloria del Club.

José María Buruca Laforia, El primer arquero argentino.

Nacido en Atalaya, España en 1884 era apodado de “El Vasco” por su ascendencia paterna. Laforia fue un pionero en la posición de arquero, defendiendo los 3 palos en 1901 del Sportivo Barracas, en 1904 fue el primer arquero en defender los 3 palos en el primer partido internacional contra un equipo británico, el Southampton.

En 1905 paso a Alumni, donde estuvo tres temporadas hasta 1908 logrando los campeonatos de 1905, 1906 y 1907. Luego, tras un brevísimo paso por Nacional en 1908, un equipo que fue excluido de la Liga, integro el equipo de Argentino de Quilmes de 1908 a 1909, Independiente 1909 a 1911 y por último en Racing de 1911 a 1912.

Puedes leer aquí: Nace Alumni, la génesis del fútbol argentino.

Ernesto Escobar Bavio, cronista de “La Nación”, y autor del libro “Alumni, Cuna de Campeones” afirmaba:

“Jugaba al arco con chambergo (sombrero) y, debido a su poca estatura, le era difícil llegar al travesaño.

Puedes leer aquí: Porqué algunos jugadores usaban boinas.

La razón de porque usaba sombrero, era un efecto psicológico para los delanteros contrarios, ya que segundos antes de un remate hacia su valla, él se lo quitaba y lo arrojaba hacia uno de los palos estimulando inconscientemente el remate hacia ese lugar logrando interceptarlo.

Se ponía contento cuando lo conseguía y él decía que era a fuerza de rodilla. Era una goma, un resorte. Realizaba las estiradas más inconcebibles y era realmente temerario. Con Jorge Brown apostaban muchas veces a quién tocaría con más facilidad y más frecuencia el travesaño: Jorge, con la punta de los pies y Laforia con las manos. Se trataba de un desafío muy desigual, porque mientras Jorge lo hacia todas las veces que se lo proponía, al Vasco le costaba un triunfo: llegaba a veces, y apenas…”

Para Escobar Bavio las cualidades fundamentales de Laforia eran su sangre fría a toda prueba, un golpe de vista magnifico y el perfecto sentido de la colocación.

Era llamativa la seguridad de sus manos para contener fuertes remates, aun los ejecutados desde muy cerca.

Puedes leer aquí: Winston Coe. El arquero manco que reemplazo a Laforia.

Pero en lo que más se destacaba era en sus salidas del arco, cubriendo a veces toda el área penal y hasta saliéndose de ella con una seguridad extraordinaria.

Su valentía era temeridad para los adversarios, ya que iba al encuentro de los delanteros y les quitaba la pelota de los pies.

De baja estatura, con tupido bigote negro y chambergo de calle, Laforia fue lo que hoy se entiende como un arquero moderno. Y lo fue en los tiempos más antiguos del fútbol argentino.

El fútbol de Argentina en 1960

Un aumento considerable mostró la temporada de 1961 en materia de venta de boletos, al tiempo que se implantaba el sistema de aprovechamiento integral de los estadios para otorgar mayor comodidad a los espectadores en partidos de trascendencia popular. Paralelamente, la designación de un seleccionador nacional con amplias facultades mostraba, junto a la gira concretada por Portugal, España, Italia, Checoslovaquia y la URSS, la preocupación para que el Mundial de Chile, a disputarse el año siguiente, no deparara una frustración como la de 1958. También se dispuso que el descenso abarcara dos equipos por categoría “con el propósito de no admitir más de 14, 16 y 18 clubes, respectivamente, en Primera, Primera B y Primera C”.

Puedes leer aquí: 1958, del desastre argentino en Suecia a la renovación.

Como consecuencia de la gira, a fines de ese año por primera vez se registró la visita de un equipo de la URSS, que venció 2 a l en partido jugado en cancha de River. También en el orden internacional, ya en el plano dirigente, las modiñcaciones de la Confederación Sudamericana permitieron que el titular de la AFA, Raúl H. Colombo, fuera electo presidente de la CFS por un período de cuatro años, en tanto el dirigente Herminio Sande ocupaba la Secretaría General.

Por otra parte, mientras se destacaba el éxito del Campeonato Argentino, cuyas finales se jugaron en Bahía Blanca, se distinguía la extraordinaria gestión de don José Amalfitani al frente del club Vélez Sársfield, con una medalla de oro, y se disponía el cese de los partidos televisados que sólo tuvo una excepción -pero para Rosario- el match de Argentina frente a la URSS. y un partido de la última fecha del torneo de Primera B.

El Mundial de Chile de 1962 fue el acontecimiento del año y, aunque Arsemina no clasificó para la segunda vuelta (venció a Bulgaria. perdió con lnglaterra, igualó con Hungría y el gol average lo dejó fuera de carrera), el impacto no fue tan terrible como cuatro años atrás. Argentina aprovechó para reiterar su postulación para el Mundial de 1970, dado que ya estaba designada Inglaterra para 1966. El plantel nacional fue objeto de una preparación y revisión integral, que por primera vez incluyó a un psiquiatra y a una visitadora social.

En el plano local, Banfield hizo una presentación para que quedara bien aclarado que el promedio instalado para determinar los descensos debía ser el cómputo de tres años y no año por año.

Racing, campeón de 1961, no tuvo mayor fortuna en el campeonato de campeones sudamericanos que se adjudicó el Santos Fútbol Club, por entonces en su apogeo en todo el mundo, y que posteriormente agregó el lauro intercontinental al vencer a Benfica en Lisboa.

El fallecimiento del doctor Ricardo Finecchietto -eminente cirujano, director del Consultorio Médico de la AFA desde su creación en 1929 y Director Honorario desde 1944 hasta su fallecimiento determinó a la AFA a imponer como homenaje su nombre al Consultorio Médico de Traumatología Deportiva.

Otras novedades del año fueron la creación de la Biblioteca Alejandro Watson Hutton en el cuarto piso del edificio de la AFA, en tanto la FIFA honraba al referato nacional al designar por un período de cuatro años al profesor Juan José Alvarez en la nueva Comisión de Arbitraje del organismo mundial.

Por último, si bien la disputa del Campeonato Mundial impidió las giras habituales al interior del país, el Consejo Federal al dar cuenta de su intensa labor anual destacaba el logro de Córdoba en el Campeonato Argentino, cuya rueda final con ocho participantes tuvo por escenario la provincia mediterránea.

1960, El Descenso de Newell’s y la pólemica

El 27 de noviembre de 1960, Newell’s Old Boys descendía por primera vez en su historia, a la segunda división del fútbol argentino. Fue el desenlace de las pobres campañas de la década del cincuenta, ubicándose siempre por debajo de la décima posición, salvo en 1957 cuando consigue un séptimo lugar o en 1959 cuando queda sexto.

Puedes leer aquí: La primera Gira Europea de Newell’s.

En ese partido trascendental que marcaría su historia, Newell’s con 17 puntos, enfrentaba como local a Ferro con 18 pts. Solo servía ganar, pero un empate selló su destino en la “b” al quedar último en los promedios. También descendería Lanús.

Con un equipo renovado, sin la mayoría de los que participaron en primera,  Newell’s comenzó el torneo de la Primera B de 1961. En una campaña regular, llegó a la última fecha con la posibilidad de llevarse el único ascenso.

Enfrentaba al Deportivo Morón de local en Rosario y lo derroto por 2 a 0. Luego fue el turno de jugar ante Nueva Chicago en Mataderos, consiguiendo el empate 3 a 3 por lo que la lepra con 46 puntos quedó un punto por arriba de su escolta Quilmes con 45.

Es así como  Newell’s Old Boys logra quedarse con el primer lugar de la segunda división, obteniendo el ascenso que lo depositaria nuevamente en primera.

Sin embargo, sucedería un hecho que desataría una gran polémica y un cambio de destino. Fue el 19 de noviembre de 1961, en el encuentro que Quilmes debía enfrentar a Excursionistas. En ese momento era Quilmes quien estaba en la cima de la tabla de posiciones con cuatro puntos de ventaja sobre Newell’s.

Ese día, luego de que el plantel de Excursionistas llegara al vestuario visitante, se escucharon discusiones y gritos entre los propios jugadores y  dirigentes. Luego se rumoreó que todo el problema generado era porque habían recibido la promesa de dinero por parte de Newell’s a cambio del triunfo ante Quilmes. Cosa que finalmente no es así, ya que Excursionistas cae derrotado por 1 a 0.

El Tribunal de Penas de AFA, ante esta situación resolvió no solo anularle a Newell’s su título de campeón, sino también descontarle 10 puntos, quedando relegado al 5to puesto y perdiendo el ascenso a primera.

Frente a esa situación, la dirigencia del club inició acciones judiciales, que hicieron que la AFA reconsidera la situación.

Así, Newell’s continuó otros 2 años más en la Primera B y a principios de 1964, la justicia dictaminó que la AFA debía reincorporar a Newell’s al campeonato de Primera División, por lo que el club volvió a la máxima categoría, en donde el primer torneo terminaría último, pero la AFA había decidido que ese torneo no tendría descensos.

La primera Gira Europea de Newell’s

En el año 1949 Newell’s finaliza el Campeonato ubicado en la 5º posición, a tan solo 8 puntos del campeón Racing y conquista la Copa Escobar, Torneo Oficial organizado por la AFA, en el que participaran los 8 mejores equipos de la temporada.

Puedes leer aquí: Newell’s Campeón de la Copa Escobar.

Entre sus jugadores, se destacaban en el arco Musimessi y Chamorro, en el medio campo Lombardo, Faina y Puisegur y los delanteros Mardizza y Benavídez, a los que se sumaban los juveniles  Montaño y Ortigüela.

Antes de que finalice 1949, Newell’s Old Boys decide afrontar un difícil desafío: emprender una gira que lo llevaría a disputar 14 encuentros frente a equipos del viejo continente. Era la primera vez que un equipo del interior de Argentina viajaba al Viejo Continente. Algo novedoso y desconocido para la época.

Los países elegidos fueron España, Portugal, Alemania y Bélgica.

La delegación fue integrada por presidente Ambrosio Ghirimoldi y el dirigente Oscar J. Mezzaura; y bajo la dirección técnica del “Oso” Gerónimo Díaz (ex arquero en los años ’30). Los jugadores que viajaron fueron: Julio Elías Musimessi, Oscar Cabrera, Eusebio Chamorro, Atilio Miotti, Juan Carlos Colman, Roberto Martínez, Ubaldo Faina, Orlando Peloso, Francisco Lombardo, Roberto Puisegur, Juan Bautista Romo, Raúl Contini, Basilio Mardizza, Juan Armando Benavídez, Elio Montaño, Héctor Montalbetti, Juan Capella y Marcelo Ortigüela.

España

El 25 de diciembre de 1949 se disputo el primer partido y con victoria por 3 a 1 ante el Athletic de Bilbao en el estadio San Mamés totalmente lleno.

Pocos días después el rival fue el Seleccionado de España B (equipo suplente del Seleccionado Nacional Español). Con victoria nuevamente por 4 a 1 con 2 goles de Capella, 1 de Mardizza y otro de Puisegur.

En enero de 1950, Newell’s Old Boys comienza el año con derrotas en San Sebastián ante la Real Sociedad por 2 a 0 y con el Deportivo La Coruña por 2 a 1 (gol de Juan Capella). Finalmente se retira de España con un empate ante al Celta de Vigo por 2 a 2 con goles de Montalbetti y Capella.

Portugal

Recién llegado a Portugal enfrenta al Porto, donde luego de ir perdiendo por 3 a 1, consigue empatarlo sobre el final. Cuatro días más tarde consigue una goleada ante el Sporting Covilha por 4 a 0 gracias los goles de Romo, Montalbetti y Montaño x2.

Para cerrar la gira en Portugal Newell’s enfrento al Seleccionado de Lisboa, integrado por jugadores del Benfica y el Sporting de Lisboa que era la base del seleccionado de Portugal. Fue con una contundente victoria por 5 a 0 por el cual el conjunto argentino fue ovacionado (dos goles de Contini, 2 de Montaño y 1 de Benavides).

Alemania

La nueva parada era en Alemania donde el 9 de febrero de 1950 juega ante el FC Saarbrücken, logrando un empate 2 a 2. Luego llego la victoria por 4 a 1 contra el FC St. Pauli ante 35.000 personas con 2 goles de Benavídez, y 1 de Montaño y Contini. 

El 19 de febrero Newell’s nuevamente golea por 4 a 0, esta vez es el turno del DSC Arminia Bielefeld. La siguiente victoria vendría frente al Tennis Borussia Berlín En un partido más parejo vencimos 3 a 2 (Benavídez, Montaño y Montalbetti).

Bélgica

Allí debió enfrentar por último al Seleccionado de Amberes con victoria por 3 a 2 con otros 2 tantos de Benavidez y 1 de Contini, ante la mirada y el reconocimiento de 50.000 personas.

Newell’s cierra así una gira en 4 países con un total 14 partidos jugados. Con 9 victorias, 3 empates y tan solo 2 derrotas. 40 fueron los goles a favor y 18 en contra.

Puedes leer aquí: 1960, El Descenso de Newell’s y la pólemica.

Los clubes Racing Club y San Lorenzo de Almagro, en esa misma fecha, también realizaron sus correspondientes gira por los mismos países y si bien lograron buenos resultados, no tomaron la dimensión de lo hecho por Newell’s.