1960, El Descenso de Newell’s y la pólemica

El 27 de noviembre de 1960, Newell’s Old Boys descendía por primera vez en su historia, a la segunda división del fútbol argentino. Fue el desenlace de las pobres campañas de la década del cincuenta, ubicándose siempre por debajo de la décima posición, salvo en 1957 cuando consigue un séptimo lugar o en 1959 cuando queda sexto.

Puedes leer aquí: La primera Gira Europea de Newell’s.

En ese partido trascendental que marcaría su historia, Newell’s con 17 puntos, enfrentaba como local a Ferro con 18 pts. Solo servía ganar, pero un empate selló su destino en la «b» al quedar último en los promedios. También descendería Lanús.

Con un equipo renovado, sin la mayoría de los que participaron en primera,  Newell’s comenzó el torneo de la Primera B de 1961. En una campaña regular, llegó a la última fecha con la posibilidad de llevarse el único ascenso.

Enfrentaba al Deportivo Morón de local en Rosario y lo derroto por 2 a 0. Luego fue el turno de jugar ante Nueva Chicago en Mataderos, consiguiendo el empate 3 a 3 por lo que la lepra con 46 puntos quedó un punto por arriba de su escolta Quilmes con 45.

Es así como  Newell’s Old Boys logra quedarse con el primer lugar de la segunda división, obteniendo el ascenso que lo depositaria nuevamente en primera.

Sin embargo, sucedería un hecho que desataría una gran polémica y un cambio de destino. Fue el 19 de noviembre de 1961, en el encuentro que Quilmes debía enfrentar a Excursionistas. En ese momento era Quilmes quien estaba en la cima de la tabla de posiciones con cuatro puntos de ventaja sobre Newell’s.

Ese día, luego de que el plantel de Excursionistas llegara al vestuario visitante, se escucharon discusiones y gritos entre los propios jugadores y  dirigentes. Luego se rumoreó que todo el problema generado era porque habían recibido la promesa de dinero por parte de Newell’s a cambio del triunfo ante Quilmes. Cosa que finalmente no es así, ya que Excursionistas cae derrotado por 1 a 0.

El Tribunal de Penas de AFA, ante esta situación resolvió no solo anularle a Newell’s su título de campeón, sino también descontarle 10 puntos, quedando relegado al 5to puesto y perdiendo el ascenso a primera.

Frente a esa situación, la dirigencia del club inició acciones judiciales, que hicieron que la AFA reconsidera la situación.

Así, Newell’s continuó otros 2 años más en la Primera B y a principios de 1964, la justicia dictaminó que la AFA debía reincorporar a Newell’s al campeonato de Primera División, por lo que el club volvió a la máxima categoría, en donde el primer torneo terminaría último, pero la AFA había decidido que ese torneo no tendría descensos.

Una respuesta a «1960, El Descenso de Newell’s y la pólemica»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *