Cuando Maradona fue DT de Argentina

Diego Armando Maradona, una de las leyendas del fútbol fue por primera y única vez Director Técnico de la Selección Argentina en la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010.

Maradona asume los mandos de la Argentina luego de dos no muy buenas experiencias en su país como entrenador de Deportivo Mandiyú, donde sus dirigidos disputaron 12 partidos con un 8,3 por ciento de efectividad; y luego en Racing Club de Avellaneda donde en 11 encuentros obtiene apenas un 18,1%.

Maradona llega a la selección a fines de 2008 en reemplazó a Alfio Basile, luego una derrota ante Chile por las Eliminatorias Sudamericanas 2010.

ELIMINATORIAS

Su primer partido en el banco de suplentes fue en Glasgow, Escocia logrando un triunfo ante el combinado local por 1-0 con gol de Maxi Rodríguez.

En el 2009, la Argentina derrota a Francia como visitante en un amistoso y luego a Venezuela por las Eliminatorias.

El 1° de abril de 2009 el fútbol le regalaria una amarga jornada con la durisima derrota por goleada ante Bolivia por 6 a 1.

Posteriormente y a pesar de algunos triunfos, vuelve a sufrir derrotas claves ante Ecuador, Brasil y Paraguay que hicieron peligrar seriamente la clasificacion Argentina para el Mundial de Sudáfrica.

Es así como en la última doble fecha de las Eliminatorias, Argentina tenia la obligacion de ganar para depender de sí mismo y así lo hizo.

Primero ante Perú, bajo un diluvio que hacia la noche más espectacular con el gol agónico de Martín Palermo sobre el final del partido, para luego viajar a Montevideo con la victoria ante Uruguay logrando así la tan deseada y clasificación.

EL MUNDIAL

Ya en Sudáfrica, la Argentina de Maradona y Messi ganó los tres partidos del Grupo B. 1 a 0 ante Nigeria, 4 a 1 ante Corea del Sur y 2 a 0 a Grecia.

En instancias de 8vos de Final, la Selección Argentina derroto por 3 a 1 a México.

Finalmente en 4tos de Final Maradona y sus muchachos sufririan una contundente derrota ante Alemania por 4 a 0, marcando el final del “Ciclo Diego” al frente de su país.

El día que expulsaron a Pelé y volvió a jugar

Edson Arantes do Nascimento, mejor conocido como Pele, fue expulsado trece veces a lo largo de su carrera. Pero hay una que fue un acontecimiento histórico debido a lo que sucedió luego de ver la tarjeta roja.

Fue en la noche del 17 de julio de 1968, la cual será recordada por lo sucedido en la famosa expulsión de Pelé en el Campín de Bogotá, Colombia, durante un partido amistoso entre el Santos y el Seleccionado Olímpico Colombiano de fútbol que se preparaba para los Juegos Olímpicos de México.

Bajo un Estadio colmado de espectadores para ver a O Rei en tierras colombianas, el encuentro se mantuvo caliente de principio a fin. A los 3 minutos Alfredo Arango anotó para el seleccionado local, el juez de línea invalidó la acción de gol pero increíblemente el central del partido, Guillermo Velásquez, lo desautorizó y validó el gol.

Lima, capitán del Santos fue a increpar al linea de manera violenta dándole una patada.

El árbitro principal inmediatamente lo expulso del campo, por lo que el jugador en principio acató la orden y mientras caminaba hacia los vestuarios, regresó y continuo atacándolo a golpes.

El partido se reanudo pero en dentro de una tensa calma.

En un tiro de esquina Pelé y Soto forcejearon en el área, y O Rei se dirigió hacia el Juez Velásquez a pedirle que pitara penal en medio de incesantes insultos en portugués que el árbitro entendió perfectamente y es por eso que decidió expulsarlo también.

A pesar de que Pelé obedeció la orden, su equipo no soporto la decisión y en conjunto atacaron a la máxima autoridad dentro del campo de juego causándole severas lesiones en la cabeza y otras partes del cuerpo.

Debido a esto, no pudo continuar y debió ser reemplazado por el juez de línea Omar Delgado.

Para hacer más espectacular esta historia, la terna arbitral se debió completar con Mario Canessa, un espectador que ingreso a la cancha de corbata y con un pañuelo hizo de línea.

Pero aún faltaba lo mejor, debido a la presión de los hinchas que habían pagado para solo para ver a Pelé, el 10 del equipo brasileño volvió a ingresar a jugar.

Santos finalmente ganó el partido 4 a 2, pero a su salida del estadio debió dirigirse a la comisaría del norte ya que el árbitro puso una denuncia a sus agresores, quienes debieron pagar la suma de 18.000 pesos de la época y dar una disculpa pública.

Por qué Maradona usaba 2 relojes

Diego Armando Maradona, siempre dividió su corazón entre su familia y una pelota. Esta última lo llevo, siendo muy joven, a partir de su país natal Argentina hacia otros horizontes lejanos.

La manera que encontro de mantenerse cerca de su país y de su gente fue a partir del uso de 2 relojes exactamente iguales, uno en cada muñeca, donde uno marcaba la hora local del pais en el que se encontraba y el otro, la hora Argentina.

Fue la revista Time fue quien descubrió que “pelusa” empezó a llevar dos relojes desde su etapa como jugador de Napoli.

Puedes leer aquí: Porqué a Diego Maradona le decían Pelusa.

Rolex fue una de las más clásicas marcas que “El Diez” utilizaba, pero en 2010, siendo entrenador de la Selección Argentina, se convirtió en embajador de Hublot, y desde entonces sólo se le vio con piezas de esta empresa suiza.

El Apodo de Alfredo Di Stéfano

Alfredo Di Stéfano, considerado por muchos como el mejor jugador de la historia del fútbol, aún por sobre Pelé y Maradona, recibió el apodo de “la Saeta Rubia” a finales de la década de los años 40.

Puedes leer aqui: Porqué a Diego Maradona le decían Pelusa.

“Saeta” significa flecha y/o arma arrojadiza, proviene del latín “sagitta” (flecha).

Fue apodado por así por el periodista argentino Roberto Neuberger, de la “Revista River” debido su velocidad, era tan rápido como una flecha, y el color rubio de su cabello.

Antes de ser “la Saeta Rubia”, Di Stéfano fue conocido como ‘El Alemán’, sobrenombre que se le dio desde prácticamente sus inicios en el fútbol debido también al color dorado de su pelo que recordaba al de los germanos.

Guillermo Stábile, El Filtrador.

Guillermo Stábile, el gran jugador argentino, se consagró en el Mundial del ’30 donde motivó la admiración con su contundente capacidad goleadora. Ocho tantos, en cuatro partidos, en tan importante evento, fue el suceso más importante de su vida deportiva que lo trasportó a otros éxitos.

Guillermo Stábile nació el 17 de ene.ro de 1906, en el barrio de Parque de los Patricios. Y en los potreros de la zona expuso los primeros pasos de su fútbol en Sportivo Metán, en 1916. Después, Huracán, cuarta división ‘(1920 hasta 1930). Su club, único club que lo promocionó y entonces más adelante Europa (Genoa, Napoli, Red Star). Finalmente, un consagratorio período de director técnico en clubes y la selección.

Fue un delantero cabal, rápido para desembarazarse de la marca, intrépido para entrar en el área e imaginativo para llegar a la red enemiga. Fue eminentemente ofensivo y por ello lo lla.maron “’El Filtrador”.

Al Mundial del ’30 viaió como suplente de “Nolo” Ferreira. Pero luego del debut contra Francia, Roberto Cherro sufrió una crisis nerviosa que lo inhabilitó para el resto del torneo, Entonces Ferreira pasó como entreala izquierdo y apareció Stábile en el centro del ataque.

Gran acierto. Hizo goles en todos los partidos: 3 a México, 2 a Chile, 2 a Estados Unidos, y 1 en la final a Uruguay. Sobre 18 goles de su equipo obtuvo 8 y fue el máximo artillero del certamen.

Puedes leer aquí: Adolfo Alfredo Pedernera.

Su primera participación en el selec«cionado nacional se remontaba a 1926, cuando lo convocaron para el Sudamericano de Chile. Allí fue suplente de Gabino Sosa.

Su aparición en la primera de Huracán fue auspiciosa. Frente a Boca (1923), en partido definitorio por el campeonato, Larmeu, centrodelantero del equipo de Parque de los Patricios, estaba lesionado y lo incluyeron al entonces ¡oven Stábile. El primer partido lo ganó Boca 3 a 0, pero el segundo fue de Huracán (2 a 0), con dos golazos del recién llegado Guillermo Stábile, El desempate fue de Boca (2 a 0), pero Stábile había ganado un lugar entre los mejores, el principio de una larga trayectoria. Hasta que Huracán lo trasfirió a Genoa (Italia) en 25.000 pesos y el sueldo del jugador 1.500 por mes.

Veinticuatro años, alma goleadora, el 25 de octubre de 1930 vistió la casaca de Huracán por última vez, ante Vélez. Gran éxito también en Europa en su debut frente al puntero Bologna y sus tres goles que le asignaron a Genoa la victoria.

Puedes leer aqui: El Mundial de Uruguay 1930.

En su breve lapso vistiendo la casaca del Red Star de Francia cursó en la Escuela de Técnicos. Pero el conflicto bélico mundial clausuró su paso por canchas europeas,

Justamente como técnico resultó epicentro de muchas polémicas y ello le produjo muchas amarguras; el reverso de las reiteradas satisfacciones que le había brindado la fama de aquel “*Filtrador”.

Su carrera de director técnico —.iniciada en Huracán en 1940reconoció su más alta productividad con el Racing tricampeón (1949-1951) y con los títulos sudamericanos de la selección (el más recordado, Sudamericano de 1957, en Lima, logrando el título con esta delantera: Corbatta, Maschio, Angelillo, Sivori y Cruz —-los ”Caras Sucias’*—), pero fue bruscamente cercenada por el fracaso del equipo argen. tino en el Mundial de Suecia. Toda la responsabilidad cayó en los hombros de Stábile; muchas ofensas e injurias quebraron su alma: el caro precio de la ingratitud humana.

El 27 de diciembre de 1966, a los 60 años, murió en Buenos Aires y un diario italiano al día siguiente tituló su pagina deportiva así: ”Ahora el “Filtrador’ es en verdad leyenda” (“Ora il Fil.trador e davvero leggenda’”).