Los años 70: La época dorada del Monterrey

En la temporada de 1970/71 el Monterrey nuevamente se encontrar peleando en los últimos lugares de la tabla de posiciones, es por eso incorpora refuerzos como Nilo Acuña y Castiglial los cuales evitan un inminente descenso en las últimas fechas.

Puedes leer aquí: La década de 1960: el Ascenso Definitivo de Monterrey.

Nuevamente regresa a la dirección técnica “El Gallo” Jáuregui para llevar al Monterrey a vivir su “época de oro”, llegando primeros planos del fútbol mexicano y convirtiéndose en uno de los equipo protagonista. Un gran equipo fue constituido con jugadores como Guarací Barbosa, Ubirajara Chagas, Juan González, Gustavo “Halcón” Peña, Francisco Solís, Milton Carlos, Nilo Acuña, Luis “Huesos” Montoya, Francisco Bertocchi, Alfredo “Alacrán” Jiménez y Pedro Damián, entre otros.

Es así como este Monterrey es, a pesar de no poder ser campeón, considerado uno de los mejores equipos del fútbol mexicano en toda su historia, bajo la presidencia de Alberto Santos de Hoyos.

El Monterrey finalizo la temporada 1970-71 en el tercer lugar de la tabla, y a la siguiente campaña, ya bajo el sistema de Liguilla, nuevamente es tercero, luego de perder la Semifinal con el América en un partido de desempate.

En la temporada 1972/73 no logro clasificar.

Temporada 1973/74 se reforzó con: José Ledesma, Magdaleno Cano, Gustavo Peña, Guarací Barbosa y Basilio “Bacho” Salazar; Francisco “Vikingo” Bertocchi, Juan González y Francisco “Paco” Solís; Luis Montoya, Milton Carlos (quien marco 22 goles) y Rubén Romeo Corbo; dirigidos por el “Gallo” Jáuregui. De los cuales ganó 22 partidos, empató 4, perdió 8, para hacer 48 puntos, con 65 goles a favor, 36 en contra, quedó segundo, perdiendo en semifinales por diferencia de goles entre Atlético Español.

Temporada 1974/75: el equipo terminó séptimo, no clasificó y Jáuregui cedió su lugar al chileno Fernando Riera.

Temporada 1975/76 el Monterrey clasifico para la Liguilla en quinto lugar. En Cuartos de final eliminó al poderoso el Cruz Azul, y en Semifinales queda eliminado ante U. de G en uno de los partidos más polémicos que se recuerdan.
en estos años llega a la presidencia Héctor Villarreal seguido por Ignacio Santos de Hoyos, contratando como entrenador a Filpo Núñez, sin embargo su equipo pasa desapercibido en la temporada de 1976/77.

Para los años 1977/78 se vio el regreso del chileno Riera sin ningún destaque y luego, en la 78-79, el Monterrey terminó noveno y clasificó a la Liguilla quedando eliminado en la primera etapa.

Finalmente para temporada 1979/80 se incorporó a Gustavo “Halcón” Peña como técnico, pero luego fue reemplazado por Ubirajara Chagas, donde el equipo finalizo en el puesto número 12, sin clasificar.

La década de 1960: el Ascenso Definitivo de Monterrey

El 20 de marzo de 1960 el Monterrey, bajo la presidencia de Lorenzo Garza Sepúlveda, consiguió nuevamente el título en la Segunda División y con ello llegó nuevamente el ascenso a la Primera luego de derrotar por 3 a 0 al Orizaba en el Tecnológico con goles de Julián Briseño, un tiro penal del “Moro” Juárez y un gol de Eugenio Almirón.

Puedes leer aquí: El Monterrey en la década de 1950, el regreso a primera.

Ya establecidos en primera división, Monterrey obtuvo el título de Campeón de Campeones de Segunda División, derrotando por 1 a 0 al Texcoco gracias al gol de Agustín “Chiras” Prieto.

​Durante las primeras temporadas en la máxima competición mexicana luego de su segundo ascenso nunca desapareció el fantasma del descenso, ya en la campañas 1960/61, y 1961/62 terminó disputando la última ubicación hasta las últimas fechas del campeonato salvándose de manera agónica.

Esta situación comienza a mejorar en 1962, con la llegada de José Rivero Azcárraga a la presidencia, donde se incorpora al uruguayo Roberto Scarone como director técnico, luego de ser bicampeón en la Copa Libertadores con Peñarol, y jugadores como Ignacio “Gallo” Jáuregui, el peruano Claudio Lostaunau y Raúl Chávez, entre varios, donde los Rayados mejoraron notablemente su rendimiento y comenzaron a ocupar las primera ubicaciones de la tabla.

Las siguientes temporadas se desarrollaron de la siguiente manera:

Temporada 1962/63: 5to.
          1963/64: 3ro.
1964/65: 3ro. (Temporada en la que perdió con el América la Final de   la Copa México 1964). ​
1965/66: 4to. (Llega el técnico argentino Enrique Álvarez Vega)
          1966/67: 8vo.
          1967/68: pelea el descenso salvándose en la fecha 29 bajo la dirección del austriaco Skender Perolli.
          1968/69: vuelve Scarone, pero terminaría como director técnico el “Gallo” Jáuregui, con Alejandro Rodríguez como presidente. Nuevamente juega la Final de Copa ahora ante el Cruz Azul en la Capital del país, perdiendo 2-1 en el segundo tiempo extra.
          1969-70:  llegó el técnico argentino Alberto Echeverri de manera provisional mientras volvía Jáuregui, quien había sido mandado a Europa a estudiar algunos cursos.

Puedes leer aquí: Los años 70: La época dorada del Monterrey.

El Monterrey en la década de 1950, el regreso a primera

Luego de la trágica experiencia vivida por el Monterrey en sus comienzo dentro de la Liga Mayor hasta su disolución, volvió a resurgir bajo la presidencia de Jesús “La Morena” Garza Cantú.

Puedes leer aquí: El debut y la tragedia del Monterrey.

En 1952 ahora bajo el control del presidente Carlos Canseco González, el mismo de la Asociación de Fútbol del estado de Nuevo León, , con el mismo equipo pero con algunos refuerzos, Monterrey fue aceptado oficialmente para ingresar a la recién organizada segunda división.

El 1 de julio de 1952 el club debió ser registrado ante la Secretaría de Relaciones Exteriores con el nombre de Asociación Deportiva Monterrey (A.D.M) teniendo que cambiar su nombre debido a que “Club Deportivo Monterrey A.C.” ya estaba registrado en dicha secretaría. Luego con el paso de los años el nombre regresaría a ser Club de Fútbol Monterrey manteniendo su identidad como asociación civil.

Una vez incorporado a la segunda división, los adversarios comenzaron a oponerse a su participación debido a la larga distancia que tendrían que recorrer para jugar en el norte de la ciudad debido a que históricamente la gran mayoría de los equipos del fútbol mexicano han estado distribuidos en el centro y sur del país.

Hasta llegaron a pedir que el Monterrey pagara por lo menos la mitad de los gastos de traslado, algo que fue finalmente fue rechazado.

Como consecuencia de todas estas problemáticas, el 6 de julio de 1952 el Monterrey fue excluido de jugar en la segunda división, pero los directivos del club lucharon para que se modificara el fallo. Fue así, como el 14 de julio la Segunda División aprobó el ingreso del Monterrey que registró como su sede al Estadio Tecnológico.

El equipo debutó en la temporada 52-53 bajo la dirección técnica de  José Muguerza, frente al Toluca en condición de visitante formando con el siguiente equipo: Rodolfo Marrón, Carlos Martínez, Reyes Cortés, Luis Morales, Miguel Martínez, Jesús Parrilla, Mario García Peña, Ignacio Álvarez, Roberto Gálvez, Joaquín Parrilla y Guillermo Rodríguez.

También integraban el equipo: Federico Flores, Rogelio Moncada, José Mercado, Honorato Castañeda, Alfonso Villarreal, Francisco Aldrete, Luis Pando, Luis Álvarez, Miguel Contreras, Ángel Villalpando, Guadalupe Acosta, Guadalupe Mercado, José Gálvez, Salvador Ruvalcaba, Cristóbal Liñán, Homero Carranza, Ignacio “Cuervo” Álvarez y Ramiro Luna.

Las primeras temporadas en segunda división el Monterrey las pasó sin penas ni gloria, fue recién en la de 1955-56 cuando se alzó con el primer campeonato de su historia y el ascenso a la primera división.

Manolo Pando fue el director técnico campeón, quien logró el título con 13 victorias, 8 empates, 3 derrotas, 42 goles a favor, 31 en contra y diferencia de goleo de +11, en 24 juegos. El plantel campeón fue el siguiente: José Cruz “Potrillo” Martínez, Filemón “Bragaña” Torres, Salvador “Chino” Saucedo, Pablo Muñiz; “Madrileño” Sánchez, Miguel Contreras, Ángel Villalpando, Ignacio “Zorro” Vargas, Pablo Thompson, Carlos “Chato” Bautista, Roberto Sánchez Mejía, Miguel Burela, Cándido Flores, Jesús “Molestias” Núñez, Luis Álvarez, José Antonio “Moro” Juárez, Gualberto Vicente Laperuta, Pedro Anguiano “La Perica”, Guillermo Rodríguez, Guillermo Álvarez y Jesús “Chuta” Medina.12​

Ya en primera división, en la temporada 56-57, el Monterrey fue reforzado con la llegada del ídolo Horacio Casarín, los argentinos Alcide Zamaro “El Divino Calvo”, Mario Imbelloni y Héctor “Cacho” Uzal, así como el arquero Humberto Gama, Pedro de Alba y Rubelio Esqueda.

El 8 de julio de 1956 fue su primer encuentro en la máxima categoría mexicana perdiendo ante el Zacatepec por 2-1. A pesar de los refuerzos, termino la temporada en la última posición descendiendo a la segunda división por primera y única vez en su historia.

Puedes leer aquí: La década de 1960: el Ascenso Definitivo de Monterrey.

Para los siguientes torneos, el Monterrey dominó el circuito de ascenso estando cerca de conquistar la liga en las dos siguientes temporadas y logrando el subcampeonato de Copa en la campaña 1957-58, pero no fue sino hasta la temporada 1959-60 cuando volvió a ser campeón y regresó al máximo circuito.

El debut y la tragedia del Monterrey

El debut de Monterrey en la Liga Mayor fue el 19 de agosto de 1945 con triunfo ante los Santos del San Sebastián, de León, Guanajuato por 1 a 0 encuentro disputado en el parque Cuauhtémoc de béisbol. El único gol del triunfo y convirtiéndose también en el primero de toda la historia del Monterrey fue obra del hispano-argentino José “Che” Gómez.

Puedes leer aquí: La historia del Club de Fútbol Monterrey.

Un mes después, el equipo debía disputar la cuarta fecha del torneo en condición de visitante ante el Oro. En pleno viaje hacia la ciudad de Guadalajara, noche del 14 de septiembre de 1945, se detuvieron en San Juan de los Lagos para abastecerse de combustible, cuando de repente el vehículo donde viajaban se incendió al momento que los jugadores dormían en su interior.

En medio de la tragedia, fue el mismísimo jugador José “Che” Gómez quien salvó a varios de sus compañeros terminando con quemaduras en el cuerpo, convirtiéndose en un verdadero héroe.

A pesar de que no se lamentaron víctimas fatales, muchos de los jugadores del Monterrey terminaron con serias quemaduras y otros con heridas causadas por los vidrios de las ventanas mientras intentaban escapar hacia afuera. Sin embargo, tres meses después, y como consecuencia de aquel incendio, fallece el jugador costarricense Enrique Lizano Benavides a la edad de 28 años. Tiempo después también muere Leonardo “Cuadros” Vidal y Eduardo Quezada ya no pudo volver a jugar por las secuelas de las quemaduras. Otros que resultaron con lesiones fueron Evaristo Amezcua, Buenabad, Olvera, Cardona, Medellín, Rodríguez Peralta, el entrenador Manuel Galán así como el chofer del camión.

A raíz de la desgracia, llego la reacción de todo el fútbol mexicano donde  todos los clubes se solidarizaron con el Monterrey y comenzaron a cederle jugadores sin cobrar por la transferencia. Así llegaron al equipo Manolo Pando, Juan Moya, José Nogueira, Escalada, Zeledón, Ignacio Trelles, Carlos Quiroz, Ricardo Benítez, Tello, Altamirano, Luna y Emilio Baldonedo.

A pesar de volverse a reconstituir como un equipo, el Monterrey nunca pudo recuperarse anímicamente de aquella desgracia, además de ser castigado por problemas económicos.

El 23 de junio de 1946 disputo su último partido de la temporada, perdiendo de local ante el Atlas. Finalizando así el torneo en la última posición y siendo el equipo más goleado, por lo que pidió ese mismo día el retiro voluntario de la liga.

Para ese entonces Ramón Cárdenas Coronado reemplazo en la presidencia a Enrique Ayala Medina, y anunció la reestructuración del Monterrey, sin embargo el equipo desapareció por unos años.

Puedes leer aquí: El Monterrey en la década de 1950, el regreso a primera.

Como se Fundó el Club de Fútbol Monterrey

La fundación formal del Monterrey tuvo lugar el 28 de junio de 1945 por medio de una escritura constitutiva bajo el nombre de Club de Fútbol Monterrey S.A. de C.V., con domicilio declarado en la calle Hidalgo número 433, apartado postal 973 en Monterrey, Nuevo León.

Puedes leer aquí: La historia del Club de Fútbol Monterrey.

El 12 de julio de ese mismo año, se incorporó oficialmente a la Liga Mayor de la Federación Mexicana de Fútbol, siendo el equipo decimosexto en formar parte de la liga.

La primera directiva del Club de Fútbol Monterrey:

Presidente:     Enrique Ayala Medina
Vicepresidente: Paul C. Probert
Secretario:      Ángel F. Escobedo
Tesorero:       Ramón Cárdenas Coronado
Vocales:         José Fidalgo Carrera
                Ing. Alberto Guevara
                Dr. Daniel Mir,
                C.P. Miguel Talavera Acevedo
Comisarios:     Cantú Gómez
               Miguel Margáin Zozaya
Delegados:       Ernesto Ríos
                Fernando Carrera

El 19 de agosto de 1945, coincidente con el debut profesional del equipo, la directiva del Monterrey publicó un emotivo texto de bienvenida en los diarios locales:

“La energía, la decencia deportiva, la nobleza y la bondad que son características de toda clase de actividades deportivas, y especialmente el futbol, tienden a la formación de hábitos sanos y costumbres honestas y forjan un espíritu de dinamismo creador dentro de las actividades del medio que nos rodea. Tal ha sido la finalidad de los organizadores del Club de Futbol Monterrey: Proporcionar a la afición regiomontana un espectáculo de relieve y, al mismo tiempo, una escuela objetiva de enseñanzas saludables que afirmen su carácter y eleven su espíritu hacia un fin común: El progreso y el prestigio de nuestra ciudad.

Saludamos, pues, complacidos y llenos de optimismo, tanto a la afición como al público de Monterrey… y ofrecemos poner de nuestra parte todo lo necesario para contribuir al prestigio del futbol nacional.”

Monterrey, 19 de agosto de 1945.

El primer equipo estuvo compuesto por: Raymundo Palomino, Atenor Medina, Victoriano de la Mora, Octavio Rivera, José Luis Rodríguez Peralta, Enrique Lizano, José Norberto Toledo, Miguel Quezada, Gilberto Maciel, Atanasio Medellín, Santiago Bonilla, Leonardo Zamudio, Luciano Agnolín, Evaristo Amézcua, Noé Gómez Tovar, Guillermo Vidal, Juan Bladé, Gonzalo Buanabad, Ignacio Trelles, Cirilo García Razo, José “Che” Gómez, Emilio Baldonedo, Arnulfo Avilán, Francisco Zeledón, A. Escalada, Juan Moya, Jesús y Luis Ontiveros, Víctor Lizardi, Juan y Homero Carranza, Cristóbal Liñán y Cruz Banda.

Puedes leer aquí: El debut y la tragedia del Monterrey.