Boca entra a la Asociación Argentina de Fútbol

Hasta el año 1907 Boca realizaba campañas extraordinarias en los campeonatos de las distintas ligas independientes a las que se afiliaba. Nada más lógico, que después de haberse hecho la fama de imbatible entre los clubes humildes de la zona, intentara replicarlo en la Asociación Argentina. Luego de realizar gestiones y obtuvo la afiliación a fines del año 1907. Debutó así en el torneo de 190, en segunda división. Su primer partido lo disputo contra el club Belgrano, al que logró derrotar. Obtuvo asimismo el primer puesto de su zona, manteniendo el título de invicto y con sólo dos puntos en contra. Sin embargo, en la semifinal debió enfrentar a Racing, que lo venció por lo mínima diferencia.

Pese el contraste, los viejos hinchas boquenses recuerdan este partido como un acontecimiento de suma trascendencia, disputado en cancha de Gimnasia y Esgrima, en el barrio de Palermo, formaron los equiposde esta manera:

Boca Juniors: J. De los Santos; M. Vergara y L. Cerezo; G. Ryan A. Penney y J. Priano; Elosio, J M. Farenga, R. Pratt, P. Moltero y A. Penney.

Racing: A. Lamour; R. Seminario y J. A. Mignaburo; J. Firpo, J.Ohaco y P. Víazzi; E. Winne, P. Frers, M. Alvear, A. Ohaco y J. Ayarzabal.

El único gol fue anotado por  Frers y con este triunfo Racing conquistó el derecho de jugar la final por el ascenso, partido en el que habría de caer batido frente a River Plate.

Las Primeras Canchas de Boca Juniors

Dentro de los medios a su elcance, Boca Juniors fué adquiriendo cada vez mayor popularidod. Sus triunfos se repetían con suma frecuencia, mientras el número de socios y el capital sociol aumentaba día tras día. Pero era imprescindibe dísponer de un estadio. Fue así que se dispuso entonces su instalación en el terreno ubicado en los calles Colorado, “Pedro“ Mendoza, Sengúel y Gaboto. Demás está decir que la nueva cancha llenaba las exigencias del momento pero rápidamente hubo de ceder paso ante los constantes progresos de la entidad y la amplia difusión que adquiría el deporte.

Sin embargo, en ese estadio libró los compromisos que el fixture le señalaba en los campeonatos de las ligas Villa Lobos, Central, Albión y Porteña, donde también estuvo afiliado Boca Juniors, conquistando todos los trofeos que se disputaron.

Fué en el año 1908 que, como nuevo afiliado a la Argentine Football Association, debió trasladarse a la Isla Ingeniero Huergo, instalaciones que ofrecían las mejoras impuestas por las reglamentaciones de la época.

Después, el progreso empezó su obra activa en la zona, y Boca Junior debió ambular un tiempo. Hasta que encontró un terreno en Wilde, donde permaneció por dos años. Pero el traslado resultó perjudicial.

La cancha quedaba muy lejos y el club perdió muchos socios y el color de su barra partidaria. Los acontecimientos demostraron que la cancha debía estar en el barrio donde Boca Juniors había nacido. Y sus dirigentes se dispusieron a acometer la difícil empresa. Las tribunas y demás dependencias de Wilde fueron trasladadas el nuevo estadio de las calles Sengúel y Minisiro Brin. Esos instalaciones fueron evaluadas en 25 mil pesos.

No tuvieron recompensa tantos sacrificios, una orden de desalojo dejó otra vez sin estadio a Boca Juniors. Jugó provisoriamente en distintos canchas hasta levantar sus tribunas en Brandsen y Del Crucero obras que se iniciaron a fines del año 1923. Esos mismos tablones que fueron testigos de las más brillantes consagraciones de Boca Juniors y que muy luego debieron rendir tributo, también ellos, al constante progreso edilicio de Buenos Aires. El actual estadio boquense, sin hallarse aún terminado, era ya cómodo y amplio. Está instalado en el mismo terreno y fue inaugurado, según se sabe, el 25 de Mayo de 1940.

Las bases de Boca Juniors, sus primeros años de vida

En un banco de la plaza Solís situado en la mitad de la cuadra de la calle Suárez, se establecieron las bases del Club Boca Juniors. Ahí se discutieron los primeros problemas, y comenzaron los trabajo íncesantes donde se afirmó el propósito de luchar hasta imponer el triunfo del ideal perseguido. No era nada cómodo, según se ve, la “sede“ de Boca Juniors, pero los Tiempos eran otros y el espíritu de la gente de entonces admitió como normal lo que hoy nos parece un imposible.

El flamante club ganó rápido prestigio en la zona donde actuaba, al punto de reunir pronto un número superior al de los 100 asociados, cifra que para la época resultaba un record de proporciones. A los sesenta días el número de socios llegaba a 200, mientras el equipo representativo obtenía sugestivas victorias, en los baldíos del barrio. Integraron el primer equipo boquense: De los Santos; Juan Farenga y Cerezo; Grande, Penney y Priano; José Farenga, Moltedo, Penney, Vergara y Bocígaluppí.

Buscando campo más propicio para las aspiraciones de progreso que sentían los socios del flamante Boca Juniors, se decidió inmediatamente la afiliación a la Liga Villa Lobos, que reunía o varios clubes. El éxito no pudo ser más rotundo, el conjunto de Boca consiguió adjudicarse la Copa en disputa, finalizando invicto su campaña. Dicho sea de paso, el trofeo en cuestión nunca llegó a adornar las vitrinas de Boca Juniors, ya  que según se afirmó, uno de los dirigentes de la Liga Villa Lobos desapareció con él, sin que jamás se tuvieron noticias de su paradero. Como detalle de interés agreguemos que el rival más serio que encontró en su camino hacia la consagración fue el Arenales F. C. y que el primer lance apurado por Boca, inmediatamente de ser fundado, fue contra el club Mariano Moreno, el que venció por 3 tantos contra 1.

Como nació Boca Juniors, Su Fundación

El baldío existente en las calles Pedro Mendoza y Wenceslao Villafañe, fué escenario de los primeros partidos entre equipos independientes constituídos allá por el año 1901. Se enfrentaban entre sí el ”LiberTad“, “General Soler», «San Marfín“, “Los Andes», “Santa Rosa», “La Rosales» (estos últimos al fusionarse originaron River Plate), y algunos otros cuyos nombres ha ido borrando el paso del tiempo.

Las sucesivas luchas deportivas, libradas con ardor y vehemencia propias de la juventud, provocaron en ese entonces, incidentes que más de una vez convirtieron la cancha transformada en un ring de box. No puede tampoco extrañar que surgieran divisiones, ya que el propio entusiasmo, el querer hacer las cosas de lo mejor manera posible, traía muchas veces, diferencias que no siempre terminaban en paz.

Fue así como un grupo de disidentes de varios de aquéllas instituciones fundaron lo que hoy conocemos como Boca Juniors. Fué el 3 de Abril de 1905 y figuraban entre los presentes, Juan y Teodoro Farengo, Artemio Cárrega, Santiago Sana, Esteban Baglieto y Alfredo Scarpatti.

Puedes leer aquí: Los primeros años de Boca Jrs.

Se sabe que no fueron éstos los únicos fundadores del club y, aunque los datos que existen al respecto no son concretos, el acta de más antigüedad que se posee con fecha 20 de febrero de 1906, reconoce en carácter de tales, además de los nombrados, a: J. Bríchetto, P. Ossero, L. Cerezo, T. Salgueiro, A. Canevaro, A. Penney, M. Vergara, A. Bernasconi, G. Ryan, F. Priano, A. Chiappe, R. Ferreiro, V. Oñate, J. González, J. Ferrari, B. San Felipe. R. Giménez, H. Olivera, L. D’Arenhe, J. Santos, M. Debattini, D. Abatángelo, L. Dollenz, R. Ferrari, A. Zaneti, A. Peyragudé, B. Brichetto, B. Brescia, E. Sancrestiani, J. D’Arenhe, y E. Vergara.
He ahí los nombres que el club conserva como una reliquia del pasado.

Puedes leer aquí: 1905, La Primera Camiseta de Boca Juniors.

1906, En busca de un nuevo Estadio para Independiente

En el año 1906, se efectúa, entre el entusiasmo general de los numerosos asociados con que ya contaba Independiente, la asamblea general de la que surge la siguiente comisión dírectíva:

Presidente: Arístides Langone.
Vícepresidente: Antonio Díez.
Secretario: Juan Damay.
Prosecretorío: Rosendo C Degiorgi.
Tesorero: Carlos Degiorgi.
Protesorero: Andrés Castagnetto.
Vocales: José Hermida.
Severo Rodríguez.
Franco Chagnau.
Ramón Selles.
Marcelo Degiorgi

La asamblea resolvió iniciar las gestiones necesarios para conseguir el campo donde construir un estadio que estuviera en las cercanías de los demás canchas o sea en los alrededores de Palermo y además gestionar la afiliación a la Argentina Football Asociación.

El terreno que después había de ocupar River Plate cuando abandonó el que tenía en la dársena, y que por entonces era utilizado para sus ejercicios por los alumnos del Colegio Nocional Oeste, ubicado en Avenida Alvear y Tagle, fué cedido a Independiente.

Mientras se iniciaban los trabajos para poner el campo en condiciones para practicar fútbol, Independiente siguió jugando en la cancha de la Avenida San Martín.

Tuvieron éxito las gestiones iniciadas ante la Argentina Football Asociación e Independiente quedó afiliado a la misma inscribiendo dos equipos. Cuando estaba a punto de iniciarse el campeonato, Independiente fue descalificado porque su cancha no se hallaba en condiciones reglamentarios.

Pero no dejar inactivos a sus elementos, Independiente creó un trofeo que llevó su nombre y que disputó con varios clubes carentes de afiliación a la Asociación. El torneo fue ganado por el equipo de «La Prensa»