Cómo Reparar un Balón Termosellado

Cuando tenemos una pelota termosellada ponchada (pinchada) de manera leve, podemos repararla fácilmente y sin demasiado trabajo. Solo debes seguir ciertos pasos.

Puedes leer aquí: Que es un balón termosellado.

Como ya sabemos, el termosellado como su nombre lo indica es un sistema que no permite la apertura del balón para poder reemplazar su cámara de aire por otra nueva, como sucede con los balones cosidos. (a pesar de que es posible, dicho balón al ser abierto pierde sus propiedades y cualidades).

Es por ello que se ha desarrollado un sistema para su reparación sin necesidad de abrirlos.

1-Identificar el lugar de pérdida

Lo primero que se debe hacer es identificar el o los lugares por donde el balón está perdiendo el aire. Esto se logra inflándolo normalmente y sumergiéndolo rápidamente dentro de un recipiente con agua. Luego se lo debe girar lentamente observando y marcando en el todos los lugares donde aparecen burbujas de aire.

Una vez identificados los lugares se procede a su reparación.

2- Dejar al balón semi inflado.

Una vez retirado del agua y habiéndolo secado se deberá dejar a la pelota con la mitad de la capacidad de aire en su interior. Podemos hacerlo introduciendo el pico del inflador quitando o introduciendo el aire hasta la presión deseada.

3- Inyectar líquido sellador

Se ha desarrollado un líquido espeso similar a la cola vinílica,  el cual deberá ser inyectado dentro del balón por medio de una jeringa. Esto debe hacerse a través su pico o válvula de llenado.

Introducidos 3ml del pegamento líquido, e inmediatamente inflamos el balón para dejarlo totalmente inflado. De esta manera hacemos que su cámara interior quede perfectamente estirada.

Continuando con rapidez, para evitar que el líquido se seque incorrectamente, rotamos el balón dejando unos pocos segundos hacia abajo todos los lugares donde hemos marcado que pierde, así el líquido se introduce en ellos (no más de 5 segundos por cada uno).

Luego, comenzaremos a hacerlo rebotar contra el suelo (desde una altura de 50 cm aprox.) y girándolo constantemente de manera que el resto del líquido que quedo en su interior se reparta uniformemente dentro, evitando así que la pelota quede desbalanceada.

Esta secuencia debemos debe durar de 3 a 5 minutos.

4- Reposo

Por último, debemos dejarlo unas 10 horas hasta probarlo y constatar si ya no pierde aire. En el caso de que aún continúe con pérdida, debemos repetir el mismo proceso.

Si además de perder aire por su cámara o vejiga lo hace por la válvula de llenado, es posible reemplazarla por una nueva.

Puedes leer aquí: Diferencias entre Balón Cosido y Termosellado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *